domingo, 29 de diciembre de 2013

España, Patrimonio de lo Sagrado: Murcia


Murcia, tierra de calor y de bellas mujeres, es una vega de sabores intensos. Me parece un lugar embriagador, enigmático incluso. La verdad es que consiguió embrujarme ya en las primeras visitas y convencerme de que tiene una personalidad poderosa y extraña. No sé la razón, apenas la intuyo, pero debe de ser el poso de culturas ricas en creencias escatológicas y el propio ambiente, denso, también embrujado. Sea como fuere, aquí, en los meses de calor sofocante que ha de atravesar este antiguo reino español, he comprobado que el aire se derrite y da lugar a una calima que todo lo enturbia, como si los misterios adheridos al polvo de estas tierras quisieran manifestarse.

viernes, 27 de diciembre de 2013

Antítesis: La vieja guerra entre Dios y el diablo de Luis Segura, libro digital y en papel


Antítesis: La vieja guerra entre Dios y el diablo ya está en el mercado. Presento ahora su edición digital, que ya puede adquirirse en la Tienda Kindle de Amazon. Su versión física también estará en las librerías en breve; pero todavía habrá que esperar unos días para que lo haga. Cuando aparezca lo anunciaré en La Cueva. Como dije en un artículo anterior, en mis próximos libros apostaré fuerte por el libro digital, guardando para una ocasión óptima la publicación de los mismos en papel. Este libro que presento ahora, sin embargo, saldrá en ambos formatos. A cuantas más personas lleguen las realidades que describo aquí, mejor. Así pues, esto es Antítesis:

Kindle Paperwhite de Amazon y los libros digitales

El libro digital se está extendiendo de forma imparable entre la población lectora. Y comiendo terrero al papel de manera apresurada. Si bien para mi gusto ningún dispositivo tecnológico puede sustituir el placer de leer un libro en papel, o el lujo de recrearse uno mismo en su propia biblioteca física, Kindle Paperwhite de Amazon ofrece una experiencia distinta pero muy excitante. Este aparatejo me tiene enamorado, así de fácil. Sus ventajas no son despreciables. No pesa nada, la pantalla no daña los ojos como en un portátil o una tablet, puedes llevar encima cientos de libros a la vez, su batería dura semanas, los precios son inferiores a los libros de papel, se puede leer cómodamente en cualquier parte, etc. Como objeto tecnológico es una joya. Y lo mejor es que permite al escritor burlar las editoriales tradicionales que se benefician en una medida excesiva del talento y el trabajo de otros. 

Por esta última razón tengo en mente publicar mi siguiente trabajo únicamente en formato digital. Su nacimiento físico verá la luz en los próximos meses, si en la guerra que me corresponda librar con las editoriales consigo un porcentaje de beneficios justo. De lo contrario sólo estará disponible en formato digital. En los próximos meses, como digo, daré a conocer este libro, y a lo largo del año alguno más. Mientras tanto, Antítesis: La vieja guerra entre Dios y el diablo estará ya en formato digital cuando publique este artículo, y un poco después también en papel. 

Todos mis demás libros anteriores serán convertidos al formato digital para que quien tenga un Kindle, u otro dispositivo lector de libros digitales, pueda disfrutarlos. Insisto, para mí nada sustituye la lectura tradicional, es decir, un buen libro en la mano que pueda olerse y sentirse, pero otros no piensan lo mismo y están más a gusto con la novedad digital. Yo disfruto de las dos versiones porque en este caso la tecnología sí me ayuda en lo que hago.

La envidia igualitaria de Gonzalo Fernández de la Mora

Gonzalo Fernández de la Mora fue uno de los pensadores españoles más importantes de la segunda mitad del siglo XX, pero desgraciadamente su obra yace hoy enterrada bajo el muladar del olvido, entre toneladas de escombros producidos con el ocaso de la cultura, la enseñanza y la educación. Por fortuna, uno de sus clásicos fue recuperado hace poco por Editorial Áltera, para señalar una de las claves de la decadencia española, y más generalmente, estudiar el vicio más feo que brota del corazón humano. La envidia igualitaria sería en mi bachillerato particular un libro imprescindible. Se destaparían con su conocimiento las vergüenzas de muchos maestros y profesores, y se metería de nuevo en vereda a la chiquillería. Pues el mal de nuestro tiempo, o al menos uno muy enquistado en el pensamiento resentido y mediocre imperante es en parte, como acertó a proponer Fernández de la Mora, rechazar el mérito y la excelencia.

martes, 24 de diciembre de 2013

Entrevista para 'eldiario.es' acerca de las nuevas tecnologías en las series de televisión

Hace un par de semanas Paula Corroto, periodista de eldiario.es, se puso en contacto conmigo para conocer mi opinión acerca del tratamiento que están dando las series de televisión a las nuevas tecnologías. Estaba preparando un reportaje sobre este tema y solicitó charlar conmigo. Acepté encantado y respondí a unas cuantas preguntas. El reportaje fue publicado ayer, lunes 23 de diciembre de 2013, titulado: ¿Quieres saber que es un drone? Ve series de televisión. La entrevista íntegra que mantuvimos la periodista y yo la publico a continuación.

jueves, 19 de diciembre de 2013

¿Existe Dios? Colofón a la cuestión de si Dios existe

La existencia de Dios es un conocimiento razonado a partir de causas lógicas. Podemos decir esto alto y claro. Lo hemos visto. Por tanto, también se puede afirmar sin temor que la fe y la razón son complementarias y no rivales («como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad»), y que el pensamiento científico y el discurrir racional «confirman», hasta donde puede llegar cada uno, la teología.

¿Existe Dios? 3 pruebas de su existencia

En el anterior artículo —el primero de la serie acerca de si Dios existe— planteaba la advertencia de que hay que encarar esta cuestión partiendo del hecho indiscutible de que la razón humana es insuficiente. Asumiendo por tanto la noción de misterio, evitaba así que se cayera en el error de tratar de abarcar la vastedad del misterio de Dios, y no se pensara en consecuencia si su existencia es razonable o no lo es. La finalidad del apartado anterior era marcar los límites de la naturaleza humana y enseñar los cauces legítimos por donde ésta debe andar. Señalados éstos, describo a continuación el proceso mediante el cual el hombre puede acceder a la realidad de Dios con su sola razón, volviendo muy difícil ya la validez de los postulados ateos. Estas tres vías de acceso a la existencia de Dios son suficientes para exponer un razonamiento completo que ilumine nuestro entendimiento.

¿Existe Dios? Planteamiento previo: La razón es insuficiente

¿Dios existe? ¿Puede conocerse? Estas preguntas, hay que reconocerlo, han estado en boca de todo el mundo, ricos y pobres, sabios e ignorantes, gente corriente o gente formada, sobre todo en los últimos dos siglos y medio. Las dudas suscitadas con el devenir de las eras escépticas y anticristianas han motivado preguntas de este tipo y una descreencia generalizada, y, también, por el contrario, creencias de sospechoso pelaje que niegan en cualquier caso al Dios personal que abrazan los cristianos. En los próximos tres artículos expongo la primera lección que el lector encontrará en la primera parte de Antítesis: La vieja guerra entre Dios y el Diablo, tratando de responder a este interrogante. Doy paso ya al material que saldrá a la luz en breve (finales de diciembre de 2013).

España, patrimonio de los sagrado: Santiago de Compostela


Santiago de Compostela. Faltan unos minutos para las ocho de la mañana. Corre el mes de diciembre, y acabo de despertar bajo un cielo que no conozco, dispuesto a que el misterio que irradia este suelo cale en mi alma porosa y emocionada. Llego de lejos; casi de la otra punta de la península. Antes he hecho una parada en Madrid, y he disfrutado de las delicias del Prado por enésima vez. Pues todavía no hay conexión directa de ferrocarril entre mi casa y esta otra punta de España. Aunque no hay mal que por bien no venga, me digo, si uno disfruta de camino de la mejor pinacoteca. Sin embargo, ahora me encuentro en un mundo nuevo, desplazado por fin, en la última estación de mi ruta. Entre las sábanas de una aldea mágica donde van a parar peregrinos de todos los rincones de Europa.

El mundo como prueba. Lo verdadero sometido a tensión. Los errores del hombre al enfrentarse a la Verdad

¿Cómo capta la inteligencia humana la Verdad? ¿De qué modo conoce el hombre lo verdadero? Si queremos entender cómo el ser humano se relaciona con realidades superiores a él, debemos intentar responder a estas preguntas. Para ponernos en marcha, en primer lugar, tenemos que fijarnos en que nuestra inteligencia conoce las cosas verdaderas a través de un laborioso proceso en el que entran en juego el juicio y el discernimiento. Por tanto, elevarnos a lo verdadero siempre nos cuesta esfuerzo y riguroso estudio, y en ningún caso su «descubrimiento» es accesible a nosotros de forma instantánea o inmediata.

En este sentido, se puede ver cómo el hombre se desvía habitualmente de las sendas por las que fluye la Verdad, y a su vez cómo es despeñado por los abismos del error por al menos dos fuerzas perversas que lo enredan y seducen. Estas dos atracciones se pueden resumir en los conceptos de angelismo y autonomismo.

jueves, 12 de diciembre de 2013

Resistencias principales a la existencia de Dios

Cuando una persona niega a Dios, a mi modo de ver no lo suele hacer porque haya examinado la cuestión de forma crítica. No al menos en un plano intelectual o especulativo. La existencia de Dios, de hecho, se deduce fácilmente con la intervención de la razón humana, que hace de su negación una posición insostenible. Siendo moderados, podríamos decir que la existencia de Dios es infinitamente más razonable que su no existencia, y que el ateísmo, si no irracional, sí resulta inverosímil. Lo que sucede en realidad es que quienes rechazan la existencia de Dios encuentran dificultades de mucho peso para creer en Él, pero estos problemas que ante ellos se muestran son sin embargo de carácter emocional. Algo, por cierto, totalmente comprensible, aunque no por ello esto sancione o fundamente sus opiniones. Pues hay que subrayar que son frenos emocionales los que impiden creer, y no argumentos estrictamente intelectuales o de orden filosófico. Por eso las razones principales que acumulan las personas que niegan a Dios son resistencias y no objeciones estrictamente hablando, ya que las posiciones ateas por sí mismas no explican —ni invalidan— absolutamente nada.

España, Patrimonio de lo Sagrado: Altea

Un lunes cualquiera, tras un sábado de discotecas y de recogerme a las tantas, escapé durante dos días de este mundo de mentiras y envidias. Y estuve a punto de romper con todo. Apuntísimo. De cortar lazos y de terminar con la algarabía. En el fondo lo estoy haciendo, sólo que progresivamente. En realidad salía de uvas a peras, muy, muy poco, por no decir nada. Pero cada vez lo hacía con menos gusto y me encontraba más incómodo en esos locales ruidosos, aplastado entre personas que no conocía de nada y que seguramente sólo deseaban con todas sus fuerzas «pasárselo bien», arrancar unas horas de felicidad a este mundo tan incomprensible y revuelto. Yo por entonces tenía otros alicientes, y era cuestión de tiempo que me determinara a resolver de una vez por todas que para mí había terminado la estúpida fiesta, la felicidad adulterada que otros consumen a espuertas.

lunes, 9 de diciembre de 2013

¿Por qué Antítesis? Los motivos de titular así este libro

En este artículo justifico en parte la razón de ser del libro de divulgación teológica que está previsto que salga para la segunda mitad de diciembre. Así pues, al grano.

Antítesis es propiamente lo que se opone a una tesis. Una noción enfrentada a otra inexorablemente, enemigas irreconciliables desde el origen. Sin embargo, para que se manifieste el adversario (antítesis) previamente debe haber un principio al que oponérsele (tesis). ¿Y bien? A la luz le contestan las tinieblas, a la verdad, la mentira; a la vida, la muerte.

Desde el comienzo de la Historia, incluso antes del alumbramiento de la humanidad, existe una lucha entre el bien y el mal. Estoy convencido de ello. Pero en ningún caso son fuerzas equivalentes. La realidad de Dios, a la que la razón es capaz de acceder por sí sola, es la realidad suprema, fuente de todo lo creado, y fin último del universo. Esto, a lo largo de muchos esfuerzos y estudios, pero sobre todo a partir de una gracia que no he merecido, me ha llegado a parecer una verdad sencilla y evidente. Sin embargo, a esta realidad suprema, a Dios mismo, como decía, se le opone una enorme fuerza opuesta y enfrentada a Él a través de mil frentes que siguen palpitantes en nuestros días y sólo tendrán solución con la segunda y triunfal venida de Cristo. Este adversario de Dios, su tenaz enemigo, es el diablo, Satanás, Lucifer, el primer y más poderoso ángel caído.

He visto al diablo de frente: Los crímenes de Ciudad Juárez de Maud Tabachnik

Hablar de este libro no es fácil. Su contenido es terrorífico, pero no porque haga referencia a experiencias sobrenaturales vividas por seres humanos, sino porque se trata del incontable mal que son capaces de hacer los propios hombres. He visto al diablo de frente es una novela tremenda cuyo escenario son los crímenes, conocidos ya internacionalmente, de Ciudad Juárez. Hace ocho años, cuando se publicó este libro en España, lo compré más por intuición que por otra cosa, y su primera lectura me resultó casi insoportable; este segundo acercamiento no ha sido menos duro. La brutalidad de las mafias y el horror indescriptible de las mujeres asesinadas en aquellos lares unta de espanto este trepidante thriller de Maud Tabachnik

España, Patrimonio de lo Sagrado: Burgos (Catedral de Santa María)

La espiritualidad de la Edad Media alcanza su máxima expresión plástica en las catedrales góticas. La de Santa María, una de las principales de este estilo, y de las más bellas de toda España, es el alma de la ciudad de Burgos.

En la historia del arte una de las manifestaciones más fascinantes de orden arquitectónico es la aparición del gótico. El gran historiador del arte Giorgio Vasari le dio este absurdo nombre en el siglo XVI por considerar que esta evolución del románico procedía de los bárbaros, de la rama germana de los godos. No estuvo, sin embargo, muy acertado el erudito a la luz de las glorias que cuajó el nuevo estilo arquitectónico. El anterior, el románico, había sido el emblema del esplendor del monacato; pero poco a poco la burguesía se fue abriendo paso en la sociedad y demandó en sus burgos monumentos con una sensibilidad acorde con las nuevas creaciones urbanas. Los frutos, principalmente evidentes en los edificios religiosos, serían auténticas joyas artísticas.

La catedral de Burgos, desde que se puso la primera piedra en 1221, aprovechando una nave románica anterior, hasta su remate en el siglo XVI, fue el orgullo de los vecinos burgaleses. Y hoy más que nunca continúa siendo su eje, su piedra angular, su faro. En realidad la Catedral de Santa María lleva siglos siendo el centro de la ciudad, el punto neurálgico que, a partir de su altura y magnificencia, contagia su brillo y su luz a la urbe castellana.

viernes, 6 de diciembre de 2013

En solitario de James Salter

James Salter (Nueva York, 10 de junio de 1925-) es uno de los más grandes escritores de la literatura norteamericana. Su vida es en sí misma —al menos según nos han contado— una novela fascinante. Viejo soldado de la guerra de Corea convertido en escritor ocasional, con fama de mujeriego y hombre de mundo, ha dado al arte de las letras algunas obras intemporales. No son sin embargo grandes obras maestras, pero en cambio sí que tienen todas ellas la huella única de un escritor que es capaz de imprimir en sus historias el sabor indeleble de cada uno de los amores humanos reflejados en sus personajes. 

Comentarios de cine: Guerra Mundial Z

Cuando vi por vez primera Guerra Mundial Z hace aproximadamente un mes, me llevé una grata sorpresa. Todo el mundo sabe la capacidad de Hollywood para hacer grandes producciones de entretenimiento masivo, y ésta lo es. Me gustó casi todo. Introducción perfecta, ritmo altísimo y constante, elipsis brillantes, música ideal de Muse, guión más que solvente, dirección impecable y una ambientación tremenda. Si no tengo la memoria un poco espesa en estos momentos, la recuerdo como la mejor película de acción del 2013. Sin embargo, hay algo en ella que me transmite desconfianza. En Guerra Mundial Z algo huele mal y no son los zombis. Es su mensaje. 

domingo, 1 de diciembre de 2013

España, Patrimonio de lo Sagrado: Segóbriga y Uclés


Quién sabe por qué unas personas llevan mordido en el alma la atracción por unas cosas, y otros por otras. ¿Por qué a unos les seduce el sol y a otros los días de lluvia? ¿Por qué lugares aburridos para unos, son maravillosos para otros? En mi caso, me llevo preguntando por las cosas que me gustan desde hace mucho tiempo. En relación con las civilizaciones históricas, por ejemplo, tengo predilección por la clásica, por la civilización grecolatina, y sobre todo por Roma. Muy especialmente por Roma. ¿De dónde proceden entonces los gustos de cada uno? ¿Por qué en el fondo Roma representa para mí un atractivo irresistible, y a otros sus tesoros conservados les parecen meros escombros? No lo sé. Lo que sé es que su historia me fascina. Por ello sigo sus huellas. Sus frutos. Cada una de sus ruinas.

sábado, 30 de noviembre de 2013

Preparando el terreno a Antítesis: ¿Por qué hay tanto ateo, agnóstico y panteísta?

Para responder a esta cuestión que planteo, empecemos en primer lugar aclarando los términos. Digamos que ateo es el que niega la existencia de Dios; agnóstico el que considera que no podemos acceder al conocimiento de Dios, o que él personalmente no tiene ni idea de si existe o no; y panteísta el que afirma que todo el universo es divino. Este grupo último de creencias es cada vez más popular entre algunas personas, las cuales, rendidas a la espiritualidad de la Nueva Era, no les cuesta por ejemplo ver a la propia Naturaleza como divina en sí misma. Dios es para muchos ahora el medio ambiente. Un dios por supuesto mucho más laxo que el de las religiones positivas, especialmente el Cristianismo, y que difícilmente reprobará las acciones morales de quienes en él crean.

Preparando el terreno a Antítesis: ¿Por qué quedan tan pocos cristianos? O mejor aún, ¿por qué cada vez somos menos?

La finalidad formal de esta disertación es preparar el terreno para lo que cualquier lector encontrará en este libro. Antítesis es una obra de divulgación teológica asequible y clara; pero como considero que una grave enfermedad del pensamiento moderno es que a mis contemporáneos no se les enseña a pensar, y el pensamiento es un proceso que requiere guiar la razón a través de unos cauces, temo que no se enfrenten a este libro con la mentalidad ordenada. Intentaré lograrlo (encauzar el proceso racional que requiere la cuestión de Dios) con estos artículos previos a la publicación de mi último libro. Esta especie de prólogo, por otro lado, abrirá una carpeta nueva en La cueva de los libros relacionada con la religión, que es a mi parecer el pilar fundamental de las Humanidades, «ciencia» en la que estoy formado y entregado, y asunto del que trata el propio libro. El propósito de fondo es otro, y se revelará más abajo, cuando lo dicte la lógica del discurso. Ahora, finalmente, respondamos a la pregunta inicial, dando comienzo a esta introducción. Sin olvidar en ningún momento la función educativa del mismo. Así pues:

jueves, 28 de noviembre de 2013

España, Patrimonio de lo Sagrado: Belmonte


Cuando contemplo el cielo
de innumerables luces adornado,
y miro hacia el suelo,
de noche rodeado,
en sueño y en olvido sepultado,
el amor y la pena
despiertan en mi pecho un ansia ardiente…


¿Qué es lo que Fray Luis de León ansiaba celosamente mirando los cielos de su pueblo? ¿Qué podría desear si no Dios echando la vista sobre los anchos llanos manchegos? Aquí, en Belmonte, lo trascendente atrae el espíritu hacia sus moradas, porque la belleza e inmensidad del entorno fuerzan al hombre a reflexionar sobre su verdadera dimensión y su necesidad de ser rescatado. Yo he vivido esa experiencia mirando a través de las ventanas de su mítico castillo; se me ha encogido el orgullo al abarcar con mi mirada un horizonte tan indescifrable, tan excelso, tan gigante. Pero a la vez, me he visto sorprendido al comprobar cómo Dios se vale de las maravillas creadas para hacerse cercano a nosotros.

domingo, 24 de noviembre de 2013

España, Patrimonio de lo Sagrado: Caravaca de la Cruz


Caravaca de la Cruz es un rinconcito precioso al noroeste de la provincia de Murcia, al abrigo de unos montes desnudos, arrugados y ariscos. Ciudad Santa, me acerqué a ella por primera vez para conocer su imponente Real Alcázar Santuario de la Santísima y Vera Cruz, y porque en el fondo voy siguiendo todo lo que huele a sacro. Obras entre las que destacan las formidables expresiones de arte cristiano que brotan por toda la piel de España.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Hollywood, el Pentágono y Washington: Los tres actores de una estrategia global de Jean-Michel Valantin

La principal tradición cinematográfica de Hollywood es el cine de seguridad nacional, al menos en las últimas décadas. Esto, que pasa desapercibido para las masas, no escapa a los analistas políticos o a personas con cierta formación y mirada afilada. Es cierto que a veces el cine actúa como contrapoder y denuncia los abusos del propio Estado norteamericano, pero también lo es que en otras ocasiones sirve de instrumento para desplegar la ideología nacional y recordar al mundo su hegemonía política y militar. O incluso más allá: presentar a éste (el mundo), mediante el imaginario cinematográfico, una justificación de su estrategia nacional o de su política exterior o interior. Es decir, que Hollywood se entiende muy bien con el poder useño y que su industria está en buena medida al servicio de las necesidades políticas de la nación, bien maquillando la historia, bien preparando las mentes para lo que está por llegar. Hollywood, el Pentágono y Washington: Los tres actores de una estrategia global es un estudio muy oportuno que, a partir del análisis de un buen puñado de películas, muestra estas extraños matrimonios del poder. 

Comentarios de cine: Capitán Phillips

Anoche estuve viendo en el cine Capitán Phillips,  y me encontré con una película de acción satisfactoria y una campaña de publicidad yanqui en toda regla. La película me gustó. Tom Hanks está impecable, el guión tiene un ritmo muy alto y Greengrass, el director, es un hombre ideal para filmar este o similares trabajos; si bien para mi gusto maneja las cámaras con pulso demasiado débil o epiléptico. A su vez, aunque por otro lado, publico el comentario de un estudio sobre las relaciones que mantiene Hollywood con Washington y el Pentágono. Un libro que trabajé mientras elaboraba La cultura en las series de televisión y que tenía pensado traer a La Cueva en el próximo comentario de la película Guerra Mundial Z. Sin embargo, también me vale con ésta. Pues Capitán Phillips es un ejemplo magnífico de propaganda nacional. 

domingo, 17 de noviembre de 2013

España, Patrimonio de lo Sagrado: Alcalá del Júcar (Albacete)



Posiblemente no haya muchos lugares en toda España donde la belleza sea tan evidente como en Alcalá del Júcar. Escondido en uno de los bordes de la provincia de Albacete, Alcalá es un pueblecito de alrededor de mil trescientos habitantes, situado en los dos costados de un barranco por el que lleva siglos filtrándose el río Júcar.

España, Patrimonio de lo sagrado: Literatura de viajes en La cueva de los libros


A continuación inauguro una nueva carpeta en La cueva de los libros relacionada con la literatura de viajes. Descubrir las obras que el hombre ha levantado por aquí o por allá, o los secretos bellísimos que encierra la propia naturaleza, es uno de mis supremos placeres. De alguna manera, esta pasión mía es un humilde homenaje al arte y las maravillas creadas por Dios en cada rincón del planeta. Los artículos que nutrirán este nuevo espacio estaban pensados para formar un nuevo libro, que de hecho saldrá igualmente, y he determinado llamar España, Patrimonio de lo Sagrado.

Ahora he preferido escribir una nota de presentación en lugar de reproducir la introducción del volumen que estoy preparando.

No son estos textos, en cambio, nada parecido a una guía de viajes, aunque quienes los lean se puedan valer de rincones y lugares que hallarán entre sus líneas. Pues mi intención era plasmar mis experiencias en estos lugares sagrados de la cartografía peninsular, de los cuales está llena España, y que a mí con gran fuerza, desde que tengo conocimiento, me emplazan. Son por tanto relatos personales más próximos a la literatura de viajes clásica, como por ejemplo el Viaje a la Alcarria de Cela o Viaje por la Vía de la Plata de Pío Moa, que a ningún folleto sacrílego salido de las manos de sabe Dios qué técnico ignorante de turismo. Así pues, gracias a mi hermana, que es la que ha insistido para que vuelque en el blog el contenido de España, Patrimonio de lo Sagrado, antes de que el libro en sí salga, aquellas personas sensibles que conozcan por vez primera gracias a esto los lugares que yo he vivido de manera especial, que los disfruten. Su alegría será también la mía.

El Rey del Río de Oro de John Ruskin

John Ruskin (1819-1900) fue una de las mentes más importantes de la Inglaterra victoriana. Su mayor contribución al pensamiento y la literatura fueron sus teorías acerca del arte, algunas de las cuales, sobre todo aquellas que se refieren a la conservación del patrimonio, me convencieron  cuando descubrí la obra de Ruskin en la universidad. La cumbre de la teoría del arte del pensador inglés se encuentra en Las piedras de Venecia y Las siete lámparas de la arquitectura, obras maestras casi imposibles de hallar hoy en día. No obstante, esta vez quiero que conozcan los lectores de La Cueva otra de las facetas que cultivó con éxito John Ruskin: la literatura infantil. Pues El Rey del Río de Oro es una joya de la narrativa fantástica, un precioso cuento infantil con una enseñanza necesaria para cualquier adulto. 

Comenarios de cine: Expediente X Creer es la clave

Hace unos días volví a ver la segunda película de la saga Expediente X: Creer es la clave (2008). En su día me decepcionó mucho, no fui al cine para no tener que salir de él cabreado, y cuando por fin la pude ver meses después en casa, me quedé en varias ocasiones durmiendo a lo largo de la cinta; soy acérrimo de la serie y todo lo relacionado con ésta me sabe a poco. Sin embargo, en esta ocasión, sin que me haya llegado a parecer nada del otro mundo, la he visto con otros ojos. El guión cumple sobrado, y hay dosis de terror y suspense notables; pero no fue su oscuro argumento lo que me atrajo en este segundo visionado, sino, como siempre, el fértil conflicto que exhala de la relación personal  entre Mulder y Scully

martes, 5 de noviembre de 2013

OVNIS: Alto Secreto de Marcelino Requejo

Por primera vez en La cueva no hablaré del libro que presento, sino del tema del mismo. Mis motivos tengo. Ovnis Alto Secreto de Marcelino Requejo me ha servido de pretexto para acercarme a uno de esos misterios modernos que tanto fascinan a millones de personas a lo largo y ancho del mundo contemporáneo. El tema, además, adquiere una dimensión internacional, contando con publicidad oficial y el respaldo de instituciones poderosas. Se dedica al fenómeno programas enteros de emisoras o canales nacionales, noticias en prensa insertadas en medio de otros asuntos, libros del ramo, películas, series de televisión, etc. La dichosa moda, sin embargo, no me causaba demasiada inquietud. Mi capacidad de asombro, en cambio, dio un salto cualitativo cuando conocí el Proyecto Blue Beam, estudiando otras cosas que nada tenían que ver con los OVNIS. Entonces despejé algunas dudas que arrastraba al respecto. Yo me preguntaba por ejemplo, con cierta desazón, cómo era posible que Canal Historia, con la infinidad de temas apasionantes que podía tratar, estuviera dedicando un espacio considerable de la parrilla diaria a dos series tituladas «Extraterrestres» y «Alienígenas». También National Geopraphic Channel contaba con un programa gemelo. Y Discovery y Odisea… ¿Por qué? ¿Simple maniobra comercial vista la popularidad del fenómeno OVNI? ¿O por el contrario alguien está interesado en acercar al público estos temas? Y si es así, ¿por qué? El autor de este libro, cuya portada enseño, muestra sus cartas en el mismo subtítulo; él relaciona el tema OVNI con «seres de otros mundos». ¿Tiene razones para hacerlo? Esto es precisamente lo que me planteo en los siguientes párrafos.

miércoles, 30 de octubre de 2013

Antítesis ya ha sido terminado, nuevo libro a la vista


Al lector asiduo de La cueva de los libros le transmito la feliz noticia de que recientemente he acabado otro libro, Antítesis, una obra de divulgación teológica que espero esté a disposición del público antes de Año Nuevo. Que eso sea así dependerá del signo de la contienda que ahora me corresponde mantener con las editoriales. Por ahora, mi antiguo editor, Abel de Lamo, me ha dado las mayores facilidades para la edición y publicación de este libro. Veremos qué pasa. Nada más. Sólo adelantar el subtítulo del mismo, como guiño a los lectores que me siguen y anticipo del contenido. Así pues, en la portada de Antítesis se leerá también esto otro: La vieja guerra entre Dios y el diablo

     Mientras, a la vez que sostengo esa lucha, seguiré con nuevos proyectos, con la continuación de Mercenarios de un Dios oscuro, Las almas de los condenados, y cerrando A la espera de que regresen tus huellas, la novela que más avanzada tengo; entre otras cosas, como por ejemplo perfilar una nueva carpeta en el blog con artículos de viajes personales, que con el tiempo formarán un nuevo libro. Hasta pronto.

miércoles, 16 de octubre de 2013

San Manuel Bueno, mártir de Miguel de Unamuno

En pocos escritores se palpa con tanta fuerza la influencia de las filosofías dominantes en su época como en don Miguel de Unamuno. La zozobra existencialista de todas sus obras, y sus personajes atormentados, son partos de sus mismas llagas espirituales. El concepto de la angustia y La enfermedad mortal de Kierkegaard o El Ser y la Nada de Heiddeger, incluso los escritos del propio Nietzsche, calaron hondo en el espíritu sufrido y profundo del escritor vascongado (Bilbao, 29 de septiembre de 1864 - Salamanca, 31 de diciembre de 1936), y así respiran sus obras. Tampoco es común un corazón tan angustiado y a la vez una cabeza tan lúcida como para expresar con coherencia y simplicidad admirables las propias ideas. San Manuel Bueno, mártir es un ejemplo de ello. Un relato cuyas virtudes no están en la superficie pero que esforzándose un poco se encuentran multiplicadas. Este libro es altavoz del alma de don Miguel, siempre turbado con las relaciones entre la razón y la fe, la aparente vacuidad de la vida, la condena de vivir... Él era creyente, pero sus ficciones eran una vuelta de tuerca a sus propias dudas. Uno de sus personajes más famosos, el héroe de este relato, no escapó al pesimismo existencial del mundo en el que vivía. Para él: «Nuestro pecado es haber nacido».

El cuerpo humano de Paolo Giordano

El cuerpo humano es la consagración del joven Paolo Giordano como una de las mejores plumas de la literatura europea. Sin duda. La soledad de los números primos, su primer trabajo, fue para mí una gran sorpresa —aunque estaba lejos de lo que hoy ha alcanzado con su segunda publicación—, y ello me obligó a seguir de cerca los siguientes relatos del escritor transalpino. Pues bien, esta segunda novela del italiano ha confirmado con creces su enorme talento. El cuerpo humano es un libro espectacular; narración pura que se lee como un tiro, descarnada, limpia, seca, deslumbrante, que te vacía por dentro como se saca la pulpa de una granada con una cuchara. 

         Para colmo, por alguna de esas divinas coincidencias que nos regala la vida, disfruté de este magnífico libro, de temática belicista y ambientado en Afganistán, al mismo tiempo que descubría uno de los últimos cuadros de mi apreciado pintor Ferrer-Dalmau, La patrulla. Compaginar la lectura de uno y la contemplación del otro fue para mí, hace ya algunas semanas, un verdadero deleite.

Reflexiones en torno a la pintura: La patrulla de Augusto Ferrer-Dalmau


Ferrer-Dalmau es el mayor talento de la pintura contemporánea. Cada una de sus pinturas transpira belleza, realismo, emoción, gracia, lirismo y grandeza. Pero lo sorprendente es que éstas son, en su gran mayoría, trabajos de contenido militar. Cómo la guerra y sus allegados pueden evocar a través de las bellas artes la fascinación de los hombres es un misterio que sólo está al alcance de verdaderos maestros. Y a Ferrer-Dalmau lo acompañan evidentes dones y cualidades. Uno de sus últimos trabajos, La patrulla, es un cuadro que me atrajo poderosamente, a pesar de que por las mismas fechas el pintor presentaba otro de mayor riqueza pictórica, de exuberante puesta en escena, de preciosismo colorista, La batalla de San Marcial. Quizá lo inusual de La patrulla, su genialidad en la organización técnica, su aparente sencillez, su radical realismo, su homenaje al viejo oficio de soldado, me terminó de camelar. Dentro de poco veré La patrulla en persona, mientras, observo una y otra vez una reproducción a todo color en tamaño A4 de la misma; no necesito más para saber que ésta, otra más, es la obra maestra de un pintor descomunal.

Niebla de Miguel de Unamuno

Publicada en 1914, Niebla es la novela más excéntrica y ambiciosa del pensador y filósofo español Miguel de Unamuno. Según el propio autor, este trabajo, que rompía con las reglas clásicas del género, daba origen a una variante de la narrativa llamada por él mismo «nivola». Su característica principal era la surrealista interacción entre el autor del relato y los personajes de ficción por él creados. Niebla es, al margen de cuestiones pintorescas, una narración desnuda libre de elementos como la descripción; y más allá del estilo, es decir, en el contenido, un profundo texto cuyo problema de fondo es la relación entre la realidad y la ficción. Cuestión en la que el filósofo vascongado se hunde porque ha calado en él, hasta la médula, el existencialismo de almas desgarradas como Kierkegaard o Nietzsche. Ejemplo de esa mentalidad es el protagonista de la novela, Augusto Pérez, un monigote digno de lástima, afectado de soledad y enfermizo ensimismamiento. 

jueves, 26 de septiembre de 2013

El final de Dexter: El réquiem de Debra Morgan


Ocho años es el tiempo que ha necesitado Dexter para dar a conocer su historia a medio mundo. Un mundo que, asombrado, pronto calló rendido a sus pies. Entre ellos un servidor. El principio fue arrollador, potente, extraordinario. ¡Qué lejos parece ya! Dexter es presentado «cazando» a un indeseable que abusa de niños y después los asesina. Pero haciendo esto no se afana por restablecer con sus propias fuerzas un orden caído, sólo pretende saciar los impulsos de matar que siente desde pequeño, y, al aliviarlos matando a los malos, finge que él no es un monstruo como ellos sino alguien un poco más humano; con lo que el mensaje no puede ser más polémico e inmoral. En cualquier caso, cautivó la oscuridad del personaje, maravilló la noche obscena de Miami. Y es que ocho años dan para mucho. Tantos como para tener mil romances o vivir un gran amor. A nivel personal suceden muchas cosas. Ya lo creo. Se lo podrían preguntar si no a los protagonistas de Dexter: Michael C. Hall por ejemplo superó una grave enfermedad mientras encarnaba al psicópata más simpático que haya parido la ficción humana, e incluso tuvo que hacer frente a una ruptura matrimonial. Yo he vibrado con la perturbadora ficción de principio a fin, de los pies a la cabeza, en cuerpo y alma, pero no son tiempos de alegrías, no hay historias felices que contar. Quizá por eso los malditos responsables de esta serie gigante han escrito un desenlace con el que me han arrancado el corazón. Me han dejado la sangre de las venas helada y en estado de shock.

jueves, 19 de septiembre de 2013

ONU: Historia de la corrupción de Eric Frattini

La Organización de las Naciones Unidas, o como comúnmente se la denomina, la ONU, ha sido desde su creación, hace más de seis décadas, un auténtico foco de conflictos. A pesar de ser creada en 1945 como una Organización transnacional capaz de arbitrar cualquier conflicto que surgiese tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, con el paso de los años, aquel sueño romántico se ha convertido en una pesadilla real, mastodóntica y cara, extremadamente cara. Campo de batalla durante la Guerra Fría, escenario de intereses políticos entre potencias, teatro de maniobras entre naciones para socavar la libertad de otras, ha puesto en las portadas de todos los medios de comunicación del mundo la pregunta que ya se hacía la revista Paris-Match en el comienzo de la década de los sesenta: «¿Para qué sirve la ONU?».

viernes, 6 de septiembre de 2013

Reflexiones en torno a la pintura: Cristo crucificado de Velázquez

De todas las joyas, maravillas y cuadros que adornan el Museo del Prado, la pintura que más me emociona con diferencia es el Cristo crucificado de Velázquez. Pero no de ahora, que ya confieso mi fe católica sin rodeos, sino desde el instante preciso en que me situé delante suya, cuando aún no me reconocía como cristiano. Las grandes obras de arte fascinan de manera sorprendente viéndolas en persona. Tampoco soy el único al que esta pintura ha conmovido profundamente, pues quizá sea la imagen gráfica que más devoción religiosa ha despertado en los últimos tres siglos y medio, cuando a la sazón un genio de la pintura compuso esta celestial obra; disfrutada especialmente por el creyente al contemplarla y meditarla con piadosa emoción.  

Áyax de Sófocles

Áyax, un personaje legendario que acabó dándose muerte a sí mismo, debe gran parte de su memoria al genial dramaturgo Sófocles y a la impresionante tragedia que lleva su nombre. De entre sus siete obras, ésta es una de las que mejor ilustra lo trágico, la incapacidad del héroe para conciliar sus actos con una vida digna a los ojos de los dioses y de los hombres.

Comentarios de cine: Star Trek: En la oscuridad

Hace apenas unos días comentaba un lector en La Cueva, refiriéndose a la última película de la trilogía de Christopher Nolan sobre Batman, que hay un cine sólo para divertir y que no hay que esperar de éste más de lo que promete. Respondía a mi artículo sobre La leyenda renace en la que manifesté que no me había gustado. Y comparto lo que dijo. Por supuesto, hay un cine puramente de entretenimiento y otro con más pretensiones. En uno predomina el espectáculo, en otro, las reflexiones de carácter existencial o referidas a todo tipo de conflictos humanos. Los dos «géneros», por hablar de alguna manera, enriquecen el cine, pero mi impresión es que el predominio de las películas de acción —por las que apuestan con mayor frecuencia las productoras— es un signo de que las grandes narraciones languidecen. Al menos, si los efectos especiales son el alma de una película, lo que yo le pido a ésta es que se parezca más a Star Trek: En la oscuridad que por ejemplo a Jungla de cristal 5. La primera es una portentosa exhibición audiovisual, la segunda, una película mala para ver y a continuación desechar. Pero de Star Trek (versión 2013), sin ser una maravilla, puedo decir que además de sorprenderme me ha regalado dos horas de verdadero regocijo. 

miércoles, 21 de agosto de 2013

Guerra y paz de León Tolstoi

Entre las obras egregias de la literatura universal, Guerra y paz ocupa un lugar de especial lustre. De las mejores novelas jamás escritas esta vastísima y compleja narración abarca toda una vida, y donde además su condición de obra de arte le viene, entre otras virtudes, por los infinitos detalles que pueblan sus más de mil páginas, salidos de la observación minuciosa del genio ruso que la compuso. León Tolstoi (1828-1910) realizó con ella un prodigio de las letras. Creación que renuncio a resumir por la dificultad que entraña semejante empresa y porque aquí pierde validez esa ley imperativa de la ficción actual que obliga al escritor a estirar una sucesión de intrigas hasta un final imprevisible y sorprendente que, una vez conocido, convierte a la dichosa historia, en el mejor de los casos, en un viejo recuerdo sobre el que no merece la pena volver. Y Guerra y paz no es eso. Es algo especial y mucho más grande: una experiencia literaria en sí misma, una novela extraordinaria.

Romance de lobos (Comedias bárbaras III) de Ramón María del Valle-Inclán

Romance de lobos (1908) es la última de las tres comedias bárbaras de Valle-Inclán, serie que hemos visto ya en La Cueva con el comentario de las otras dos obras que anteceden a ésta según la cronología del relato. Y la más negra, intensa y lúgubre de las tres, donde domina la muerte y el clima nocturno, y en la que se suceden las escenas concentradas, de contenido incómodo, y con episodios vulgares, sacrílegos y esperpénticos. En este cierre de la trilogía se narra el desenlace épico del gran héroe de la obra, don Juan Manuel Montenegro, uno de los malos más atractivos de la ficción literaria española, y a su vez de los más desconocidos, pues ha quedado olvidado en un baúl donde sólo algunos excéntricos de la literatura nos asomamos de cuando en cuando.

Águila de blasón (Comedias bárbaras II) de Ramón María del Valle-Inclán

Águila de Blasón (1907) es la más extensa de las tres comedias bárbaras de Ramón María del Valle-Inclán. Ella es un episodio más de la vida de don Juan Manuel Montenegro, un hidalgo gallego que gobierna su pazo como un tirano su reino. «Es uno de esos hidalgos mujeriegos y despóticos, hospitalarios y violentos, que se conservan como retratos antiguos en las villas silenciosas y muertas, las villas que evocan con sus nombres feudales un herrumbroso son de armaduras». Si en Cara de plata se enfrentaba con el abad, en esta ocasión son sus hijos los que sacan los pies del tiesto y se rebelan, aún veladamente, contra el patriarca.

Cara de plata (Comedias bárbaras I) de Ramón María del Valle-Inclán

Cara de plata, la primera de las tres comedias bárbaras, aunque publicada en último lugar (1922), es la más perfecta de las obras protagonizadas por el épico don Juan Manuel Montenegro. En ella Valle-Inclán manifiesta toda su brillantez con el lenguaje, da esplendor a su pluma y forja una historia profundamente lírica, bella, mítica e incluso blasfema. Decimos que es la primera porque los hechos que narra son anteriores a los que acontecen en Águila de blasón (1907) y Romance de lobos (1908), aunque fuera compuesta la última. En el marco sórdido, escandaloso e impuro de una Galicia rural desnaturalizada se desarrolla esta expresionista trilogía, en la que destaca, colosal, la figura aristocrática de don Juan Manuel Montenegro, personaje épico y despótico al que nos vemos atraídos ya en sus primeros avatares. Un individuo que, pese a parecerse al diablo, resulta inolvidable.

El hombre sin rostro (Vladímir Putin) de Masha Gessen

El hombre sin rostro no es exactamente una biografía, entre otras cosas porque el personaje que estudia este libro sigue vivo y no pasa de los sesenta, sino más bien una crónica de su «sorprendente ascenso» al poder. La figura que cito a La Cueva es Vladímir Putin, un individuo oscuro y polémico que a los europeos nos pilla un poco a trasmano, porque la gran Rusia es en sí misma un mundo aparte, un universo hermético con creencias milenarias y una población hecha a una geografía y un clima muy especiales. Hace tiempo que tenía pendiente acercarme a la figura de Putin, pero ha sido ahora, tras algunas de sus recientes declaraciones denunciando la persecución de los cristianos en el mundo árabe, cuando me he decidido a enfrentarme con su figura. Y se trata en todo caso de una figura en absoluto mediocre.

jueves, 25 de julio de 2013

Todo se acaba de Luis Segura

Por fin Todo se acaba ha visto la luz en España. Después de hacerlo en Estados Unidos, ha sido la hora de publicarse aquí, en mi país. Se trata de un trabajo prácticamente igual al original, que ha sido retocado solo en pequeñas partes. Por lo demás, es un conjunto de 10 relatos unidos por un tema común, a pesar de lo amplio que es en sí mismo el asunto: el desamor y la pérdida. Cada uno de ellos se centra en algún aspecto de esa otra cara que arrastra consigo el amor, y en todos se muestra cómo no solo el carácter caprichoso de eso que llamamos amor  (cuando solo entendemos por él una pasión especialmente intensa mezclada con sentimientos contradictorios) es responsable de nuestros fracasos, sino las propias decisiones humanas, que, en gran medida, son las que deciden el devenir de un hombre y una mujer. No digo más. Quizá unas breves pinceladas de cada uno de estos relatos abra el apetito para gozar de una literatura muy concentrada y penetrante que a su vez nos enseña que, salvo lo que trasciende este mundo, todo tiene fecha de caducidad.

También el amor. Ese tipo de amor. Y aunque lo sabemos, parece que no nos importa. Pensamos que merece la pena. ¿Pero en serio merece la pena ese amor tal como lo entendemos? No sé. Quién sabe. Tal vez para unos sí, tal vez para otros no. De lo que no hay duda es de que todos lo queremos.


Libro digital


Libro en papel

TODO SE ACABA, 10 Filigranas literarias

lunes, 8 de julio de 2013

A finales de julio «Todo se acaba» verá la luz en España





El último caballero de Juan F. Sánchez Galera

No soy un gran conocedor del período de la historia del Descubrimiento, uno de los más apasionantes sin duda que pueden estudiarse, con los conquistadores españoles transformando el mundo a base de proezas. Aun habiendo leído a grandes rasgos la gesta española y seguido superficialmente las andanzas de Hernán Cortés o el propio Colón, los viajes de Magallanes y El Cano, y algunos ensayos de la época que precedió al glorioso Siglo de Oro, apenas tenía referencias sólidas del personaje que protagoniza esta espectacular obra, más allá de conocer su nombre y su principal hazaña al descubrir parte del continente norteamericano. Sin embargo su vida era para mí un misterio. Después de esta genial obra de Juan Sánchez F. Galera, se rescata del olvido una figura irrepetible de la Historia, Álvar Núñez Cabeza de Vaca, héroe y verdadero santo.