jueves, 21 de febrero de 2013

Resident Evil Volumen 1: La conspiración Umbrella de S. D. Perry


Resident Evil es un fenómeno mundial que revolucionó con su aparición la industria de los videojuegos. Una década después, las sucesivas creaciones de Shinji Mikami desarrolladas por Capcom, no sólo han vendido millones de copias en todo el mundo, sino que han consolidado toda una marca a través de películas, figuras coleccionables, cómics, o novelas. Varias generaciones han crecido con este icono del videojuego y han disfrutado con su ambiente tétrico, con sus protagonistas y las extrañas criaturas a las que deben hacer frente, y con la conspiración que envuelve este relato de supervivencia. La conspiración Umbrella es el primer libro de la saga; un relato especial para aquellos que han vivido este fenómeno en su adolescencia y quedaron marcados por él. 

domingo, 17 de febrero de 2013

Comentarios de cine: Prometheus de Ridley Scott


He visto Prometheus un par de veces. La película se estrenó con enorme expectación y el público respondió con una taquilla importante. El padre de la misma, Ridley Scott, venía de crear años atrás iconos de la ciencia ficción como Alien o Blade Runner. En esta ocasión anunciaba con ambigüedad el contenido de su nuevo vástago; y al enfrentarme a él he podido comprobar que me tomaba el pelo. Aunque la cinta gira en torno a preguntas trascendentes, (¿de dónde venimos?, ¿a qué hemos venido?, ¿qué pasa cuando morimos?) las respuestas a algunas de éstas, y los planteamientos previos, son un disparate. Prometheus, si buscamos algo serio, se puede desechar a los 20 minutos. Como entretenimiento puede ser efectiva, incluso formalmente notable, pero de ninguna manera hace honor a los graves temas que trata.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Julio César: La biografía definitiva, de Adrian Goldsworthy

Cayo Julio César es el romano más conocido del planeta y una de las figuras más fascinantes de la historia. Es uno de mis personajes favoritos, y despierta en mí enorme admiración pero también suspicacia. Quizá sea porque lo que sabemos del genial César es que además de sus deslumbrantes luces, su vida interior permanece secreta para nosotros. Al margen de esto, su colosal talento y sus hazañas lo encaminaron a ser considerado todo un dios, y a ser adorado como tal. Con razón o sin ella, y descartando sus debilidades, el pueblo de Roma no pasó por alto sus innumerables cualidades, pues fue mucho más que político excepcioinal, brillante orador, escritor elegante y general invencible.

      César, de Adrian Goldworthy, es una biografía detallada y agradable de uno de los principales ídolos de la Antigüedad.

Sicario: La venganza de Barry Eisler

Sicario: La venganza es un libro que me gustó tremendamente cuando lo leí por primera vez hace bastantes años. Me había sido recomendado, y como acabo de confesar, el caballero que me orientó, acertó con el libro. Buscaba un thriller, pero no imaginaba que pudiera ser tan apasionante y exótico. Trataré de justificar esto más adelante. Anuncio antes que es una absorbente obra masculina con pasajes de súbita violencia.

martes, 12 de febrero de 2013

Benedicto XVI, mi fe en Jesucristo y La cueva de los libros

Ya va siendo hora de desnudarme públicamente. Me he preguntado muchas veces por el sentido que tenía esforzarse titánicamente en mantener un blog sobre libros. Hay libros de muchos colores, tantos como lectores. Hay personas que leen entre líneas y personas que no lo hacen. Hay quien lee sólo para entretenerse y quien lo hace además –o exclusivamente- para educarse. Y reconozco que algunos libros no ayudan mucho a educarse en las virtudes humanas.

viernes, 1 de febrero de 2013

Reflexiones en torno a la pintura: Edward Hopper


No siempre una imagen vale más que mil palabras. En esto tampoco tengo demasiadas dudas. Según en qué momentos, una palabra puede separar para siempre a dos espíritus unidos por años de amor, o acercar a dos desconocidos que, al principio, no tenían nada en común. En otras ocasiones, en cambio, una imagen enmudece cualquier discurso, porque arrebata y conmociona o porque se comprende de golpe y misteriosamente lo que refleja sin que intervenga explicación alguna. Los cuadros de Edward Hopper transmiten más por sí mismos que enciclopedias enteras tratando de glosarlos; y no sólo por lo que transmiten, sino por lo que insinúan, por aquello que aparenta ser algo pero luego no es. Las pinturas de este genio norteamericano me perturban e inquietan cada vez que me encuentro con ellas, porque hablan de lo cotidiano, de los escenarios por los que nos movemos, de las nuevas inquietudes del ser humano, de las cárceles urbanas y de los implacables y primitivos parajes rurales. Pero con una pátina de falsedad. En el fondo, Hopper viste de normalidad en sus cuadros lo que en realidad es un mundo podrido y lleno de manchas, habitado por seres enfermos de soledad.