jueves, 26 de febrero de 2015

Comentarios de cine: El Francotirador de Clint Eastwood

Como en tantas otras ocasiones, el comentario que aquí se haga de una película será completamente personal y alejado, en la medida de mis posibilidades, de la crítica habitual que pueda encontrarse en la prensa. En este caso, con la película El Francotirador de Clint Eastwood, iré aún más allá y destacaré únicamente las reflexiones que me ha suscitado la cinta, sin entrar esta vez en cuál ha sido el mensaje del autor de la misma pero sin ignorar que Hollywood (y cuando digo Hollywood me refiero al cine que se hace en USA tanto en Los Ángeles como en Nueva York) es un fiel aliado del Pentágono y por ello un importante instrumento de propaganda al servicio de los "intereses nacionales", representados para esta gran nación por su ostentoso poder militar. Yo, en cambio, reduciré en esta ocasión la escala y plantearé únicamente algunas observaciones relacionadas con la dimensión humana de la película, y en concreto con el drama de su protagonista.

sábado, 21 de febrero de 2015

Una breve reflexión sobre el Arte y sobre el valor objetivo de una obra de arte

Hace ahora una semana justa cenaba yo con unos amigos (chico y chica; él, técnico de museo, ella, maestra de primaria). Y la noche se dilató lo suficiente como para tratar la cuestión del arte con cierta profundidad e interés. Yo planteé mi visión respecto al arte «moderno» y sobre todo traté de implicar a mis amigos en algo que me preocupa y sobre lo que reflexiono habitualmente: el valor objetivo de una obra de arte. ¿Puede éste conocerse, o el valor artístico de pongamos una pintura es tan subjetivo como defendía uno de ellos? El otro, por su parte, comentaba que el valor de una obra la fijan los profesionales, que son los que en su momento determinan el precio de una obra que va a salir al mercado? ¿Y las que no lo hacen? En fin, en lo que resta de artículo trataré de mostrar que esta visión relativista no es adecuada para responder a la pregunta que yo me hacía -si puede conocerse el valor objetivo de una obra de arte-, porque el precio de una obra no indica siempre lo buena que es y porque existen sin lugar a dudas criterios objetivos para valorar una obra de arte. Sin pasar por alto, claro está, que el valor real de este tipo de obras es en parte intangible, espiritual o indefinible. Por lo tanto, espero al menos desenmascarar la falcia del relativismo del gusto en la que suelen resguardarse cuantos hacen del arte una pose social y piensan que son equiparables una escultura de Miguel Ángel y otra de Chillida, o una pintura de Velázquez y otra de Kandinski, haciendo depender así el valor del arte de un criterio puramente personal.

lunes, 16 de febrero de 2015

El misterio del hombre por Luis Segura

El hombre varón y mujer, se entiende es uno de los misterios más grandes que pueblan el universo. «Grieta sedienta de infinito», lo llama el filósofo existencialista Soren Kierkegaard; Gustav Thibon, por su parte, lo define como el «único ser en guerra consigo mismo». No hay pensador destacado que no haya reflexionado sobre el hombre, observador, y al mismo tiempo, sujeto observado. Especial en todo caso. Un enigma insondable. Un misterio en sí mismo...

Pensemos un instante en la siguiente imagen. Si encerrásemos entre vallas a una vaca, y le facilitásemos suministro de agua y forraje para alimentarse durante muchos años, y en otro lugar, también entre vallas, hiciésemos lo mismo con un hombre, la vaca no se preguntaría nunca qué hay más allá de las vallas, pero el hombre sí.

Existe hoy una corriente de pensamiento, acerca de la cual es muy difícil medir su aceptación real pero que está muy presente en los medios de comunicación y el ambiente actuales, según la cual el hombre es, en última instancia, un animal más. Pero como es natural, esta observación supone de principio a fin una visión superficial y disparatada del ser humano.

martes, 10 de febrero de 2015

Historias y mitos para niños y mayores: El pequeño Leo Da Vinci

Nuevo año, y nuevas lecturas. ¿Qué os parece, pequeños, si os descubro una serie de libros acerca de un personaje fascinante y muy, muy, interesante? ¿Habéis oído hablar de Leonardo Da Vinci? Fue inventor, pintor y un gran hombre del Renacimiento. Seguro que conocéis su famosa Gioconda, conservada hoy en el museo del Louvre de París, y pintura por la que actualmente este gran maestro florentino es conocido en todo el mundo. Pues bien, un conocidísimo presentador de televisión, muy joven por cierto, ha escrito una serie de libros juveniles con el maestro florentino de protagonista, llamada El pequeño Leo Da Vinci. ¿Te suena un tal Christian Gálvez? Pues es su responsable. ¿A que ahora tienes más ganas de conocer su obra?

domingo, 1 de febrero de 2015

Silencio de Shûsaku Endô. La aventura de los jesuitas en el Japón del siglo XVII

Si tuviera que citar los libros que me han marcado en serio, los que han dejado una huella profunda en mis adentros, no serían demasiados, a pesar de haber leído cientos, sino más de un millar de volúmenes de todo tipo de géneros. Parte de culpa habrá sido mía, que he leído en ocasiones a destajo y sin amor suficiente. En este caso, la motivación con la que leamos no es determinante. Quien lea Silencio llevará clavada su historia en lo más profundo de su pecho.