martes, 22 de septiembre de 2015

España, Patrimonio de lo Sagrado: El Valle de los Caídos

El sol se levanta, cuando el viajero ya conduce sus pasos hacia la tumba de uno de los personajes más vilipendiados de la reciente historia de España. Los huesos del dictador Francisco Franco descansan en las entrañas de una basílica asentada en el valle de Cuelgamuros, majestuoso paisaje alpino, que, en palabras del sacerdote e historiador Justo Pérez de Urbel, es «uno de los más bellos rincones de la geografía española». Pero no es éste el único motivo que mueve los pies del viajero, la Basílica Menor del Valle de los Caídos es un templo sobrecogedor y único. Sin duda el monumento y su entorno conforman uno de los espacios sagrados más valiosos del patrimonio hispánico.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Y sin embargo no se mueve de Juan Carlos Gorostizaga Aguirre y Milenko Bernadic Cvitkovic

«Algunas veces la primera obligación de un hombre inteligente es reexaminar lo obvio». Esta cita de George Orwell encabeza uno de los libros más revolucionarios y valientes en lengua española publicado en los últimos años: Y sin embargo no se mueve. Por sorprendente que parezca, los autores de esta obra, Juan Carlos Gorostizaga Aguirre y Milenko Bernadic Cvitkovic sostienen, a pesar de lo que nos ha hecho creer el mundo moderno, que la Tierra no se mueve y que nunca ha dejado de ser el centro del universo.

lunes, 7 de septiembre de 2015

La paz de los cementerios


Pocos lugares despiertan en el hombre actual tanta aversión como los cementerios. Tiznados de un temor supersticioso, como si su presencia en los camposantos les contagiara de un mal indefinido, los hombres de nuestra época ponen tierra de por medio y evitan en lo posible poner sus pies en el espacio reservado para el sueño de los muertos. Por eso, y por su falta evidente de fe, les resulta más cómodo incinerar a los mayores y echar sus cenizas después en cualquier riachuelo o jardín donde crezcan flores bonitas, que enfrentarse al momento de abandonar a un ser querido en un cajón que nunca más será abierto.

domingo, 6 de septiembre de 2015

El campamento de los santos de Jean Raspail

Soy católico e inhumano. Católico porque confieso al Dios de Cervantes y Quevedo, al del Gran Capitán y don Juan de Austria, al de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. Y soy inhumano porque considero que Europa no debe acoger a miles de musulmanes, a riesgo de perder su identidad y quedar sometida más pronto que tarde a la secta de Mahoma. Les propongo a estas pobres personas un nuevo rumbo: Arabia Saudí, Irán, India y Pakistán. Para los buenistas de mi mundo seré una bestia sin corazón, pero ningún hijo de puta europeo protestó hace meses cuando cortaban cabezas de cristianos en Siria e Iraq. La Cristiandad ya es un ensueño del medievo; los psicópatas del Nuevo Orden Mundial trabajan a destajo para preparar la irrupción del Anticristo. Y ponen a sus altavoces satánicos, los medios de comunicación, ha decirnos qué hemos de hacer y creer. Un fin de semana leyendo El campamento de los santos es motivo suficiente para comprender que la profecía de Gadafi bien pudiera hacerse realidad en breve, siendo Europa conquistada por el Islam, no mediante las armas, sino a través del vientre de sus mujeres. Pagaremos con creces nuestra idiotez en cualquier caso. Porque no hay remedio para gentes sin Dios y sin entendimiento, para sociedades ebrias de estulticia y zombificadas por los medios.