jueves, 30 de marzo de 2017

Revista Historia de Iberia Vieja y las intrigas de la CIA en la Transición Española

La revista Historia de Iberia Vieja, en su último número (141), acaba de poner en conocimiento del público español la desclasificación reciente de 13 millones de documentos por parte de la CIA, de entre los cuales, miles se refieren a las injerencias de la propia Agencia Central de Inteligencia estadounidense en la España de la Transición. 

En sus inicios Historia de Iberia Vieja nació, en el buen sentido de la palabra, con vocación revisionista. Y es que en realidad no puede ser otra la finalidad de los que escriben la historia, pues como acertó a decir Oscar Wilde, el único deber que tenemos con la historia es reescribirla. Por eso, más allá de la evolución posterior de la revista, este número 141 contribuye muy notablemente al encargo propio de toda historiografía, también de la española, que es precisamente, como ya he dicho, la labor de reexaminar la historia.

De esta manera, lo expuesto en estos documentos —aun mutilados y moteados de censura— revela que detrás de la génesis del proceso democrático español, y por lo tanto del asesinato del Presidente Luis Carrero Blanco, se encontraba la Inteligencia norteamericana. Por consiguiente, se puede afirmar que la democracia española es en su totalidad creación de los Estados Unidos de América. Así, concebido e implantado por los yanquis, el nuevo régimen español surge como una imposición exterior que hiere de muerte, en última instancia, cualquier pretendida soberanía nacional. No en vano las consecuencias de esta sumisión se dejan sentir hasta nuestros días.

A la luz de estos documentos desclasificados, en definitiva, no queda más remedio que admitir lo que ya se sabía: que la Transición Española es un artificio internacional y que lo escrito por la historiografía oficialista es mentira. 

Así pues, ya no tiene sentido seguir idealizando un sistema cuyos frutos se han revelado fatales. En resumidas cuentas, ni la Transición inauguró el camino de la libertad, ni los españoles fueron los que pusieron en pie la democracia. 

Y no habiéndola puesto en pie, ni queriéndola en su día, ahora les toca sufrirla.



No hay comentarios:

Publicar un comentario